28 oct. 2018

EL QUITE DE CALASPARRA ENTREGÓ SUS PREMIOS 2018



EL EXTRAORDINARIO PARAJE DEL SANTUARIO DE LA ESPERANZA ACOGIÓ A  CUANTOS ACUDIMOS A ESTA IMPORTANTE EFEMÉRIDE DE "EL QUITE"

EL PREMIO A LA MEJOR FAENA DE LA FERIA FUE RETIRADO POR CONSIDERAR FALTA DE RESPETO DEL NOVILLERO.



     Un año más y con este ya han sido XIV, la Asociación Taurina El Quite de Calasparra ha celebrado su comida-gala de entrega de los premios Nacionales "Villa Arrocera" junto con los XXIX premios locales "Feria del Arroz de Calasparra".

    El acto se ha celebrado en el restaurante situado junto al Santuario de Nuestra Señora de La Esperanza, uno de los lugares más bellos de la geografía regional murciana y se ha contado, junto a la Asociación El Quite, con representantes de diversos Clubes Taurinos de la Región de Murcia, en un acto presentado por nuestro compañero y amigo Diego Vera.

    Por causa de fuerza mayor no pudieron estar presentes el matador de toros Ángel Teruel (Mejora trayectoria profesional) ni el ganadero de Valdellán, Jesús Manuel Matínez Pinilla, (premio a la mejor ganadería y al mejor novillo de la Feria del Arroz) los cuales no quisieron enviar ningún representante indicando que desean en fechas próximas acercarse personalmente por Calasparra a recoger sus respectivos galardones.

   El novillero Adrién Salenc, llamó a última hora indicando que no se acercaba por Calasparra porque ese día mataba un toro a puerta cerrada. Con toda lógica - compartimos el modo de actuar de la asociación - teniendo presente que la temporada está terminada y que el torero había contraído un compromiso firme con El Quite, se optó por retirar este premio considerando una falta de respeto por parte del novillero.

   Los premios entregados fueron: 
XIV Premios Nacionales "Villa Arrocera"

- Mejor Ganadería.- Tomás Prieto de la Cal
- Mejor toro de la temporada.- "Chaparrito" de Adolfo Martín
- Mejor matador de toros.- Emilio de Justo
- Torero revelación de la temporada.- Octavio Chacón
- Mejor novillero.- Francisco de Manuel
- Mejor labor informativa.- Capu Apaolaza


XXIX Premios Feria Taurina del Arroz de Calasparra

- Mejor aficionado joven.- Antonio Moreno Martínez
- Premio especial a la ganadería mejor presentada.- Tomás Prieto de la Cal.
- Reconocimiento especial.- Areneros de la Plaza de Toros de Calasparra.

  Al finalizar la entrega de todos los premios tomó la palabra el presidente de la Asociación Taurina El Quite de Calasparra en breve discurso titulado:
"JAMÁS UN MAR EN CALMA HIZO EXPERTO MARINERO"
y que reproducimos a continuación:

"El mundo del toro o tauromaquia va hacia un camino con difícil salida, el aburrimiento es la principal característica, salvo excepciones, una de ellas Calasparra, un auténtico "oasis" en el gran desierto que los magnates han convertido esta maravillosa profesión o este estupendo arte.

   Pero Arte en mayúsculas, primero queremos un toro-toro, no solamente con fachada sino también con contenido que eleva la tauromaquia a lo más sublime.

   De poco nos sirve un toro con mucha fachada y vacío por dentro. Para que la tauromaquia sea un auténtico acontecimiento, el toro tiene que ser indudablemente bravo, enrazado, encastado y sobre todo íntegro. No nos vale el toro que apenas empuja en el caballo y que en la muleta solo se torera para él, sin obligarle para que aguante más; cuando se le baja la mano, salvo excepciones, generalmente canta la gallina y se raja, porque se han metido con él.

     Es muy común oír decir a ciertos comentaristas, que el torero está toreando para el toro, sin meterse con él, con el fin de que dure más y al final el toro se para, en el mejor de los casos porque ha sido el torero quien le ha apretado.

   Por eso pedimos un toro con la fachada según genética y su encaste, no sacarlo fuera de tipo ni de peso, pero si con mucho más contenido para convertir la lidia en un auténtico arte y vayamos eliminando destructores de esta estupenda fiesta.

   Decía que Calasparra es un oasis en el gran desierto de la tauromaquia, ya que aquí se exige un toro con trapío muy aceptable de acuerdo a su raza, ya que tiene que ser fuerte, con mucha casta e íntegro, que venda cara su vida.

   Aquí el toro va dos veces al caballo debidamente bien colocado, se le da importancia a la lídia, que el picador no se ensañe con él; generalmente se le colocan los tres pares de banderillas, pero esta es la generalidad y en el último tercio se torea en el sitio y bajando la mano y dure el toro lo que dure.

   Me hago una pregunta: ¿ACASO CALASPARRA ES UN MAR EN CALMA?.

  Muchas gracias.




    

    

No hay comentarios: