31 jul. 2019

DESIERTO EL PREMIO ESPIGA DE PLATA

CALASPARRA TAMPOCO RESPONDIÓ EN LOS TENDIDOS


   Un tercio de entrada en La Caverina, en el día de sus Santos Patrones y recuperando la "Espiga de Plata" con tres murcianos en el cartel y el debut de una ganadería de Calasparra no nos parece una buena noticia, ojalá que cuando se celebre la Espiga de Oro en septiembre renazca de nuevo la afición y Calasparra pueda nuevamente "sacar pecho" como la mejor afición taurina de toda la Región, pero en este mes de julio sinceramente no se les puede felicitar por su asistencia a los toros.


   Abria cartel el novillero de Yéchar José Nicolás, que brindó a Alejandro Caravaca, al cual le correspondió el mejor novillo de la tarde, estando voluntarioso en todo momento, pero si la verticalidad y ajuste que todos le conocemos, sacándose pronto el novillo a las afueras y sin confiar en él mismo. Tras pinchar un par de veces dejó media estocada que fue suficiente, siendo aplaudido el novillo en el arrastre y escuchando una ovación tras leve petición, saludó desde el tercio y dió una vuelta al ruedo protestada en los tendidos al comenzarla.


    José María Trigueros recibió a su novillo con una larga cambiada de rodillas, un novillo que mostró peligro pero que el de Javalí aguantó con valor y ganas de agradar. Se mostró en todo momento como novillero que no se arruga ante la adversidad y en un par de revolcones que le dió el de del Alamar, se levantó dispuesto a seguir en los mismos terrenos sin mirarse. Todo pundonor y ganas, como tiene que ser siempre en un novillero. Paseando al finalizar una ganada oreja.


  Pablo Maldonado no tenía opciones con su novillo, muy complicado que no le dejó en ningún momento acercase. Sin opciones terminó perdiendo los papeles dando un sainete con el estoque. (teniendo que dar gracias a sus subalternos), fue silenciada su labor.


  Víctor Acebo se encontró con otro novillo muy complicado, pero intentó en todo momento dar la cara, lo intentó por ambos pitones, pero el novillo cada vez se convertía en más peligroso. Su voluntad en sacar partido parecía infinita, pero desde el callejón, con mucho acierto, le indicaron que tomase el estoque. Escuchó una ovación y pitos al novillo.


 A la vista de lo ocurrido el jurado tomó la decisión de dejar desierto el premio Espiga de Plata, para nosotros una acertada decisión, ya que aunque no fuese por culpa de los actuantes, no pudimos ver ninguna faena que se nos quedase en la retina. La buena disponibilidad, las ganas enormes de triunfar, realmente existieron, pero según nuestro punto de vista, eso no es suficiente para conceder un premio que, como su hermana de oro, tiene un serio prestigio y no se puede dar simplemente al que corte más trofeos o tenga más voluntad. 

  Una vez culminado el festejo de la Espiga de Plata se presentó en público el becerrista de Calasparra Jesús Montiel, que se mostró muy voluntariosos y con ganas.


Ficha del festejo:
Plaza de Toros de Calasparra
1/3 en los tendidos
Toros del Alamar.- Bien presentados de juego desigual.
- José Nicolás.- Saludos y vuelta protestada
- José María Trigueros.- Oreja
- Pablo Maldonado.- Silencio
- Víctor Acebo.- Ovación

No hay comentarios: