5 sept. 2018

ADRIEN SALENC SERIO CANDIDATO A LA ESPIGA DE ORO



    Abría plaza Manuel Rodriguez, novillero que lleva la friolera de seis años sin vestir el traje de luces, y para comenzar se fue a la puerta de chiqueros para recibir al novillo a portagayola siendo arrollado y sufriendo un fuerte golpe del que se quejó toda la tarde aunque sin manifestarlo al público.

    Un buen novillo este que abrió plaza, pero entre el fuerte golpe y los nervios lógicos de quien se viste de luces por primera vez después de tantas temporadas, no fue posible sacar mucho partido, salvo algún que otro natural realizado con mucho gusto, tras haber brindado al empresario Pedro Chicote. Eso sí dio la cara en todo momento, a pesar de lo mucho que pesaba el tener delante un novillo de calidad tras tanto tiempo sin pisar una plaza. El novillo fue ovacionado en el arrastre y Manuel saludó una cariñosa ovación del público como premio a su esfuerzo.

  Complicado el segundo de su lote que se rajó de inmediato en la muleta de Manuel Rodríguez, sin opciones el malagueño montó el estoque con el cual entre las "escapadas" del novillo y no conseguir que se cuadrase no se mostró afortunado el torero con el acero. Su labor fue silenciada en esta ocasión.

No fue bueno el primero que le correspondió a Pablo Atienza, pero tampoco fue malo. Dio muchos pases con ambos pero sin conseguir en ningún momento la conexión con el público. Destacar a José Manuel Mas en banderillas teniendo que desmonterarse.


  El quinto de la tarde no fue tampoco bueno pero se dejaba torear y nuevamente vimos gran cantidad de pases (muy bonitos para las fotos alguno de ellos) pero sin llegar sentimiento de ningún tipo a los tendidos. Su labor fue silenciada esta tarde.

   Aunque anunciado en toda la cartelería en segundo lugar, el más joven en el escalafón y por tanto cerrando cartel, fue Adrien Salenc. Ese mismo novillero que el año pasado salio por la puerta de la enfermería después de haberse librado milagrosamente de una cornada excesivamente grave contra las tablas y que este año ha llegado dispuesto a abrir la puerta grande de Calasparra.

   La verdad es que se lo ha merecido, para ser sinceros estamos convencidos de que se ha merecido cuatro orejas en lugar de tres, pero, según nuestro punto de vista, una cosa es ser duro en el palco y otra muy diferente es ser racano y no saber impartir justicia. ¡Señor Presidente, no estamos en Las Ventas!

  El tercero del encierro ha sido un gran novillo, bravo y con empuje, donde el francés dejó que se luciese el de Valdellán, dejando que se arrancase de lejos al caballo, para ponerlo nuevamente en suerte dando más distancia, realizando un excelente tercio de varas Juan José Esquivel, que fue ovacionado con mucha fuerza al retirarse (también firme candidato al mejor puyazo). Salenc realizó una faena muy completa, tanto con la capa como con la muleta, siempre con emoción y mucho sentimiento destacando unos naturales que se sintieron en el corazón de todos los aficionados. Con el estoque montado el novillo se adelantó y Adríen dejó una buena estocada al encuentro. El púbico pidió las dos orejas pero el palco se empeño en conceder sólo una.


    El que cerraba plaza lo brindó con mucho cariño al novillero sin caballos murciano Cristóbal Ramos "Parrita", con el cual coincidió un año en La Fundación El Juli, a quién deseó toda clase de éxitos, en un muy emotivo y personal brindis.

     Con la muleta salió a por todas en una faena muy variada, con mucho gusto y torería, barriendo el albero en cada pase y gustándose en todo momento. Mató de un estoconazo y ahora sí, el palco sacó los dos pañuelos blancos concediendo las dos orejas y dejando en la mente de los presentes series para  recordar durante mucho tiempo.


Ficha del festejo
 Plaza de toros de Calasparra
2º de Feria
Más de media plaza en los tendidos
Novillos de Valdellán bien presentados y que dieron juego
- Manuel Rodríguez.- Ovación y silencio
- Pablo Atienza.- Silencio y silencio
- Adrién Salenc.- Oreja y 2 orejas

VER  INFORMACIÓN  GRÁFICA 



No hay comentarios: