11 jun. 2018

UREÑA REAPARECE EN MADRID CON LOS DE VICTORINO

 
    Cómo quiera que nosotros estábamos en Cehegín, podríamos sacar un resumen de lo publicado en la última de feria de San Isidro en Madrid, donde el Maestro Paco Ureña, reapareció tras el serio percance sufrido en Las Ventas y que le ha tenido en el dique seco un mes. 
    Por su cuenta y riesgo y por un gran respeto a la afición madrileña - como él mismo confesó - se vistió de luces, bueno digamos que fue muchísimo más que eso lo realizado para realizar lo que indican los tres principales medios de comunicación taurina a nivel nacional y que reproducimos al tiempo que remitimos a todos nuestros lectores a leer las crónicas enteras:



MUNDOTORO:
2º.-  Asaltillado el segundo, degollado de papada, largo y fino. Algo zancudo. Humilla de salida aunque no termina de pasar. Desarma a Ureña en el saludo. Empuja en la primera vara. Se arranca de lejos en la segunda, aunque sale suelto. Le miden el castigo. Corta en banderillas por el izquierdo. Se saca Ureña el toro al tercio y entre las dos rayas dibuja la primera serie, muy acompasada, con ritmo mexicano, como la embestida del toro. La segunda tiene igual son, el público se mete de lleno. Al rematar se queda en la pala y el toro está a punto de voltearlo. Tiene ritmo el toro, humillación. Ureña parte las series en dos, también por el pitón zurdo por donde tira del toro con largura y lentitud. Faena medida rubricada de una estocada perpendicular, pero entrando con todo, volcándose.

5º.- Un tío el quinto. Largo, amplio, agresivo. Aprieta para dentro, humillando pero sin terminar de pasar, y obliga a Ureña a tomar el olivo. Se deja pegar, sin terminar de emplearse en el peto, pero sigue humillando. Se deja ganar la cara en banderillas. Se dobla Ureña con el toro en el comienzo de la faena, justo en el momento que más molesta el viento. El toro se desplaza con largura, franqueza y calidad en la primera serie, humillando y colocando la cara. Ureña lo torea con suavidad y templanza. El toro viene como dormido en la serie siguiente, hay que tragarle primero y empujarlo después. El toro va perdiendo recorrido, va aminorando su ímpetu también cuando Ureña coge la zurda. Baja de intensidad el trasteo, a la misma velocidad que se apaga el toro.



APLAUSOS:
Muy en el tipo de Victorino estuvo el segundo. Un toro fino, con cuello, que enseñaba las palas. En el capote humilló sin terminar de romper hacia delante. Pedro Iturralde lo agarró arriba en el primer encuentro. Ureña lo volvió a poner largo. El toro se arrancó con fuerza pero luego le faltó empujar abajo con entrega. En banderillas cortó mucho. Paco Ureña brindó al público para corresponder la ovación que le dedicaron al romper el paseíllo y también brindó al Rey. El toro continuó con la humillación apuntada pero comenzó a deslizarse cuando los vuelos de Ureña lo embarcaron adelante. Dos tandas sobre la derecha tuvieron buen toreo. La mejor versión de Ureña: encajado, templado, corriendo la mano y echándoselo atrás. El toro pasaba con temple pero iba recortando el recorrido según Ureña sumaba pases a las series. Se revolvió al final de una tanda ocasionando momentos de apuros. Ureña se puso con toda su pureza con la izquierda. El toro respondió con menor transmisión. En el final trató de pegar naturales con la mano derecha que resultaron tropezados. Los doblones genuflexos tuvieron belleza así como el del desprecio final. La estocada hizo guardia y por ello tardó en hacer efecto. Marró con el descabello perdiendo la posibilidad del trofeo. Saludos tras aviso.

El quinto de la tarde fue un toro con seriedad en tu tipo y en su embestida. En un extraño arrebató el capote a Paco Ureña de salida que tuvo que tomar el olivo. En la brega estuvo muy acertado Curro Vivas. Poco a poco fue cogiendo son el toro. El inicio fue clave para que el toro rompiese. Por el pitón derecho humillaba pero la embestida era un punto dormida. Ureña aprovechó el pitón para firmar muletazos con profundidad y temple. Bajó la faena con la izquierda ya que el toro protestó con cabezazos. Al volver a la derecha el recorrido no era el mismo que antes pero la entrega de Ureña sí. La espada cayó baja. Silencio.



BURLADERO:
Muy en el tipo de Victorino estuvo el segundo. Un toro fino, con cuello, que enseñaba las palas. En el capote humilló sin terminar de romper hacia delante. Pedro Iturralde lo agarró arriba en el primer encuentro. Ureña lo volvió a poner largo. El toro se arrancó con fuerza pero luego le faltó empujar abajo con entrega. En banderillas cortó mucho. Paco Ureña brindó al público para corresponder la ovación que le dedicaron al romper el paseíllo y también brindó al Rey. El toro continuó con la humillación apuntada pero comenzó a deslizarse cuando los vuelos de Ureña lo embarcaron adelante. Dos tandas sobre la derecha tuvieron buen toreo. La mejor versión de Ureña: encajado, templado, corriendo la mano y echándoselo atrás. El toro pasaba con temple pero iba recortando el recorrido según Ureña sumaba pases a las series. Se revolvió al final de una tanda ocasionando momentos de apuros. Ureña se puso con toda su pureza con la izquierda. El toro respondió con menor transmisión. En el final trató de pegar naturales con la mano derecha que resultaron tropezados. Los doblones genuflexos tuvieron belleza así como el del desprecio final. La estocada hizo guardia y por ello tardó en hacer efecto. Marró con el descabello perdiendo la posibilidad del trofeo. Saludos tras aviso.

    Porque hoy había un murciano de nombre Paco y de apellido Ureña, que hace muy pocos días, estuvo a punto de no volver a andar, de no volver a tener una vida normal y hoy con su presencia en la plaza, ha hecho un paseíllo de honor, de sentirse torero, porque lo que para otros sería un merito enorme con solamente andar, para un torero lo de andar es lo de menos, porque luego se vuelve a jugar la vida delante de un toro en un espectáculo que vende por sí solo y que engancha sin necesidad de aspavientos y mentiras.

  También pasaron cosas con Ureña, solo verle cruzar el ruedo venteño es un triunfo y una bendición para todos aquellos que le queremos y le respetamos y con eso al menos hoy nos damos por satisfecho, pero además ha estado bien en sus dos toros, con toques distintos en los planteamientos de las faenas, intentando torear mas vertical, sin forzar la figura en exceso y la verdad que por momentos ha dado gusto verle en la cara del toro, enhorabuena Paco.

FOTOS: PLAZA 1

No hay comentarios: