10 mar. 2018

LA V EDICIÓN DE BLANCA VILLA DEL TORO COMENZÓ CON UN LLENO TOTAL



   La primera planta del Museo Pedro Cano registró una excelente entrada para el acto inaugural de la V Edición de Blanca Villa del Toro ya que además de ocuparse todas las sillas que se pusieron, fueron muchos los aficionados que siguieron - sin sentarse - el acto de entrega de los Premios Nacional y Regionales de este 2018.

   Nuestro compañero José Francisco Bayona fue el encargado de "dirigir la batuta" con la maestría que ya conocemos todos, de una manera ágil y bien enlazada habló de todos los premiados en esta edición, para seguidamente dar paso a la entrega de los reconocimientos.

   Verónica de Haro fue la primera en salir a recoger el premio, la cual confesó públicamente que acude a los toros para emocionarse - concepto muy diferente de divertirse -. Cómo profesora de periodismo en la Universidad de Murcia y aficionada a los toros, se mostró orgullosa de la prensa taurina de Murcia, por su profesionalidad y su buen hacer informativo, indicando que en este "mundo" son imprescindibles el toro, el torero y la afición, pero nunca se habla de la otra pata imprescindible: la prensa, sin la cual es impensable que se mantuviese la afición.

   Momento inolvidable de este acto fue cuando el propio Pedro Cano entregó el galardón a Nicolás de Maya, dos grandísimos artistas mano a mano, donde Pedro Cano recordó a es niño que se acercaba desde Cehegín para mostrarle sus trabajos, queriendo al mismo tiempo aprender y aprender, recordando el titular del Museo donde se estaba realizando el acto, cómo se sorprendió al ver un cuadro de Nicolás de Maya en que se representaba un traje de luces azul pavo. 
  
    Luego fue Nicolás de Maya el que se mostró orgulloso de haber sido premiado en Blanca y recordó que su primera exposición pictórica fue precisamente de toros. Defendió todos los valores del mundo del toro y culminó indicando que el mundo del toro, como mundo de arte, tiene que estar en una constante búsqueda al igual que el pintor.

   Por motivos familiares serios, no pudo estar presente el Maestro José Orteaga Cano, siendo el encargado de recoger el premio nuestro compañero Mariano Molina en nombre del torero, el cual dio las gracias en nombre máximo referente taurino de nuestra Región.

     Finalmente se entregó el Premio Nacional "Villa del Toro"  al Ayuntamiento de Villaseca de La Sagra, premio que recogió su propio Alcalde Jesús Hijosa, que no sólo agradeció esta distinción, ya que apoyó plenamente la labor de los Ayuntamientos en el fomento de la tauromaquia y de todos sus valores. Un alcalde orgulloso de su ciclo de novilladas picadas con el prestigioso premio "Alfarero de Oro" y que también organiza el ciclo de tentaderos gratuitos para novilleros sin caballos, donde los mejores para el jurado son los torean una novillada para conseguir el "Alfarero de Plata". 


   

    

No hay comentarios: